Archivos

Una boda elegante que rebosa sofisticación, pero sin ostentar

Hoy os contamos la boda de esta encantadora pareja francesa que eligió una bonita finca en Mallorca como escenario para su boda de destino. El concepto de diseño que los novios eligieron para resaltar el esplendor del Mediterráneo fue un estilo sencillo, lo más natural posible, sin ostentar. El resultado no podía ser más bonito. El equilibrio entre los verdes y los colores cálidos hizo resaltar la belleza natural de esta preciosa finca.

Si hay algo que ha cambiado a la hora de celebrar una boda es que los anfitriones desean, más que nunca, sorprender y crear un espacio único y singular para ellos. Un espacio que hable de ellos y sea muy personal, sin dejar de lado la armonía y el buen gusto.
Para los novios Mallorca guardaba muchos recuerdos felices y querían compartir su amor por la isla con amigos y familiares. Muchos de los invitados vinieron desde la península, Francia, Alemania, Inglaterra y Emiratos para estar con ellos en su día especial.

LA SENCILLEZ Y LA ELEGANCIA
Los novios eligieron una finca mallorquina con carácter, historia y encanto natural, en la que disfrutaron de varios días previos y posteriores a la boda junto a sus familiares y amigos. Para esta elegante pareja, era muy importante resaltar el espíritu Mediterráneo y transmitir la sencillez que caracteriza nuestro ‘slow living’ con armonía. Es por eso, que nuestro equipo de diseño creó pura magia con una ambientación y decoración con colores cálidos para crear el escenario perfecto de este look sofisticado y natural a la vez.
La ceremonia se celebró en la iglesia de Sant Miquel, en Felanitx, que cuenta con una preciosa e imponente escalinata.

La novia lucía un elegante vestido de Suzanne Neville, zapatos de Chanel y un tocado de Les Couronnes de Victoire. El primer encaje de la falda pertenecía a su tatarabuela, y se aplicó al vestido como tradición familiar.

La decoración de la Iglesia seguía la misma línea que iban a encontrar en la finca: colores cálidos y alegres.
Tras la ceremonia la pareja recibió a los invitados con un magnífico aperitivo compuesto de estaciones showcooking en uno de los jardines de la finca. La decoración del cóctel contaba con pequeños arreglos florales y bases imponentes en las barras y plano de mesa. Esta preciosa finca Mallorquina, hizo de lienzo en blanco para crear diferentes espacios con elegancia y armonía.

Más tarde, sorprendimos a los invitados cuando les revelamos la zona de la cena, en la que creamos una espectacular estructura de madera muy acogedora. La decoramos con unas imponentes lámparas creadas especialmente para el evento.

La zona donde se celebró la cena maravilló a todos. En combinación con la calidez de la madera seleccionamos mobiliario en esos mismos tonos, las mesas vestidas con manteles piedra y bajo platos de ratán. Conseguimos uniformidad en el espacio. Las mesas estaban decoradas con una exuberante guirnalda de verdes acompañadas de solidago y limonium para los toques amarillos, rosas de jardín en color melocotón y rosas pitiminí y crisantemos en colores más anaranjados. Calidez, equilibrio y elegancia, pero sin ostentar.

Según Balzac, la elegancia no se puede comprar. No se puede parecer elegantes sin ser elegantes y ser elegantes es esencialmente preferir la sencillez al lujo, «poner lujo en sencillez y no sencillez en el lujo».

Sin salirnos de la gama de colores cálidos y verdes, conseguimos crear el escenario perfecto para este look sofisticado y natural a la vez, con toda nuestra intención de que cada detalle pasara «notoriamente desapercibido” como diría Lord Brummel.
Esta boda tan especial contó con un maravilloso despliegue gastronómico de la mano de El Jardín Catering que estuvo a la altura de las circunstancias. Como siempre, superaron las expectativas de los invitados con un menú delicioso con inspiración mediterránea. Cuidaron con esmero las materias primas, las elaboraciones y las presentaciones, que sorprendieron a todos y cada uno de los más de doscientos invitados.

Tras la cena la pareja se echó a la pista para su primer baile. Para la fiesta creamos un ambiente de los más divertido, con una iluminación aérea para crear una atmósfera única, iluminando las palmeras y árboles con tonos azules. Decoramos una zona chill out alrededor de la tarima para que los invitados se relajasen y hablasen durante la noche.
El DJ estaba algo elevado para crean aún más ambiente. El Dj fue elegido minuciosamente en base al estilo musical que la pareja buscaba.

Todo el equipo de profesionales involucrado en esta boda estuvo encantado de poder crear esta maravillosa experiencia para los novios e invitados, ya que nos ocupamos de crear diferentes áreas para los diversos momentos de la boda.

Moments - Bodas Reales - Tu Boda en Mallorca

El glamour de la decoración en esta boda es sinónimo del amor por los detalles de todos los integrantes de nuestro equipo de Wedding Planners. Nos sentimos muy afortunados de poder trabajar con un equipo que derrocha profesionalidad, cariño y entrega para poder acompañar a esta elegante pareja, que nos ha confiado la organización de su boda de destino, con apenas 2 ó 3 citas en Mallorca.
Nos ocupamos de que todo el proceso fuese lo más sencillo posible para los novios y de sorprenderlos, así como a los invitados, con la experiencia más bonita de sus vidas.

CRÉDITOS:

REVISTA TU BODA EN MALLORCA:

Este artículo también lo puedes leer en el número #38 de nuestra revista Tu Boda en Mallorca.

Más información y ediciones anteriores: Revista Tu Boda en Mallorca

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Añadir un comentario